#FreeBritney – El Breakdown

No es de extrañar que la frase “Si Britney Spears sobrevivió a 2007 tú puedes con todo”, se haya convertido en un mantra para superar cualquier cosa.

Puede que la cantante sobreviviese a ese fatídico año, pero si has seguido de cerca su trayectoria hasta ahora, sabrás que los años que han venido después no han sido mejores para ella.

Han pasado ya 13 años desde que la cantante fue puesta bajo la tutela de su padre. 13 años en los que Britney ha lanzado 4 discos, 3 giras mundiales, una residencia en las Vegas de 4 años y proyectos que van desde firmas de ropa, perfumes y apariciones televisivas. Con el estreno hace unas semanas del documental “Framing Britney Spears” del New York Times, el movimiento #FREEBRITNEY ha alcanzado la trascendencia que las fans llevábamos reclamando desde el principio.

Puede que, a efectos prácticos, Britney encauzase su carrera y su vida a lo largo de 2008, con su vuelta a los escenarios tras la publicación de su disco “Circus” y la tutela en la que lleva ahora 13 años. Pero lo cierto es que, con esta tutela, la artista ha perdido todos sus derechos fundamentales como ser humano. No puede votar, no puede conducir, ni siquiera puede hacer una llamada de teléfono o contratar su propio abogado. La cosa va más allá. Britney no tiene acceso a internet, tiene prohibido rebelarse contra la tutela (con amenazas por parte de su padre) e incluso ha estado obligada a tomar medicinas en contra de su voluntad.

Para entender cómo ha llegado Britney Spears a esta situación tenemos que dar marcha atrás en el tiempo. Ya durante 2007, tras su famosa rapada de pelo, ella sospechaba que sus padres intentaban ponerla bajo algún tipo de tutela. Hubo dos intentos de rehabilitación en los que Britney salió en menos de 24 horas, el motivo fue la batalla sobre la custodia de los hijos con su ex marido y que sus padres ya planeaban la tutela. En su tercer ingreso en la clínica de rehabilitación, Britney completó el programa y todo empezó a ir mejor.

Las grabaciones de su disco “Blackout” siguieron adelante, sus visitas al estudio de baile casi diarias, una mini gira en el House of Blues por varias ciudades y una custodia compartida de sus dos hijos. Todo volvió a tornase un poco oscuro después de la icónica (a la vez que desastrosa) actuación de los VMA. La crítica, la sociedad y los medios volvieron al ataque y Spears fue el blanco de cualquier broma, tanto en las televisiones de todo el mundo como en los tabloides. A pesar de lanzar uno de los discos más influyentes del pop de la década, la presión y el escrutinio sobre su carrera y su persona por atreverse a salir en ropa interior y unos kilos de más a actuar, la llevaron de nuevo a abrir otro capítulo oscuro en su historia.

Todo sucede aquella noche en la que Britney se encierra en el baño durante más de 2 horas con su hijo mayor (que entonces tenía 2 años) y se montó el circo. Decenas de policías, coches de bomberos, ambulancias y por supuesto una horda de paparazzis custodian la mansión. Britney es internada para evaluación psiquiátrica durante 72 horas. Ni alcohol ni drogas en las pruebas que se le realizan (que piden los abogados del ex marido, en batalla por la custodia de los niños).

El resto del mes Britney sigue con su vida. Acude al estudio de baile casi todos los días, tiene visitas con sus hijos y alguna que otra visita a sus abogados. Es fácil seguir sus pasos porque los fotógrafos la siguen a todas horas y tenemos noticias de ella constantemente. A finales de ese mes, tras una recaída en la que los paparazzis le hacen fotos llorando y desorientada en la calle, vuelve a ser ingresada para otra evaluación psiquiátrica.

En los pocos días que permanece ingresada, sus padres presentan a la corte una petición de tutela temporal sobre Britney. Consciente de que no va a poder negarse a ella, la única petición que tiene es clara: quiere a su padre alejado de ella. Aunque esta tutela se hizo efectiva el 2 de febrero de 2008, a día de hoy sabemos que era algo que su familia llevaba preparando mucho tiempo antes. Poco hemos sabido sobre el motivo real que llevó a la cantante a estar tutelada por su padre desde 2008 y eso es porque ha habido mucho en interés en ocultar mucha información. La versión oficial que nos hicieron saber por aquel entonces fue tan edulcorada como falsa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close