6 Sombreros para Escribir con 6 Cabezas

Edward de Bono, experto en creatividad, afirma en 6 sombreros para cansar (1985) que no hay distintas categorías de personas, sino distintas categorías de conducta de pensamiento, y que “así como un buen golfista, debe tratar de usar todos sus palos, un pensador deben intentar usar los seis sombreros.

La inercia y el hábito nos llevan a crear historias de modo automático, previsibles y llenas de lugares comunes, a imaginar argumentos recorriendo siempre los mismos caminos ya transitado. Y es que a nuestro cerebro le es más fácil resolver los conflictos y trabajar las ideas del modo como lo ha hecho siempre que abrirse a nuevas posibilidades.

Existen técnicas creativas que pueden ayudarte a trabajar las ideas y resolver las historias de un modo más creativo, explorando todas las conductas de pensamiento posibles y evitando que recurras siempre a las más habituales. Una de las propuestas más famosas es la propuesta por el creador del pensamiento lateral, Edward de Bono.

Técnica los Seis Sombreros para Pensar

Imagínate que quieres presentarte a un concurso de relatos cortos organizado por la red ferroviaria. Las bases del concurso serán que el relato esté vinculado a los trenes. Con el foco definido, disponte a calarte alternativamente los seis sombreros siguientes.

1- Sombrero blanco
Visualiza un papel en blanco neutro, transmisor de datos. Este sombrero no lanza propuestas ni razones, concéntrate los datos: ¿que información tienes sobre trenes?, ¿cuál te falta?, ¿cuál te gustaría tener?, ¿cómo la obtendrás?, ¿hablando con quién?, ¿leyendo qué novelas o cuentos sobre el tema?

2- Sombrero rojo
Visualiza una llama roja siente su calor. Este sombrero permite expresar sentimientos, emociones, intuiciones, sin razonarlas lógicamente, y presentimientos sin necesidad de justificarlos: ¿qué impresión tienes de proyecto?, ¿qué sentimiento asocias al viaje en tren?, ¿a los viajes en vía muerta, a los andenes? ¿Influyes dificultades si adoptas un determinado enfoque del cuento?, ¿cómo te sientes respecto al tema? ¿Qué siente una maleta olvidada en un andén?

3- Sombrero negro
Visualiza un juez severo con su toga negra, sancionador. Este sombrero es la cautela, el juicio crítico, evita los errores, indica lo que no se puede hacer, es el más usado y muy útil. Alerta: ¡las reglas no permiten ese cambio de punto de vista de la maleta a la mujer y además no es verosímil!, ¡no vas a tener suficiente tiempo para escribir y corregir el texto antes del plazo!, ¡el jurado no es experto en temas literarios sino honorífico!, ¡ojo, un final que revela que todo fue un sueño no es una buena solución literaria, busca otro!… pero no abuses de este sombrero, ya sabes que la crítica puede matar la creatividad.

4- Sombrero amarillo
Visualiza la luz del sol. Este sombrero es el optimismo, la visión lógica y positiva de los hechos -incluso cuando es difícil positivarlos-, persigue beneficios desde una base lógica, y a menudo requiere un esfuerzo deliberado. El final del sueño podría funcionar, si se tratase de un sueño soñado, o si el sueño fuera un realidad un cuento que cuenta el protagonista su hija, o si se tratase de un viaje virtual en tren dentro de un videojuego, o de una abducción extraterrestre en un tren o… ¡el beneficio de ser una maleta olvidada en el andén sería poder cambiar de dueño, viajar a lugares imprevistos, salir de la rutina!, ¡el coste que supone perder la maleta para el protagonista, supone también una ventaja: así tiene la excusa para comprarse ropa nueva y empezar de nuevo.

5- Sombrero verde
Visualiza una vegetación abundante. Este sombrero atiende a las ideas nuevas, las alternativas, las posibilidades y las hipótesis, también a la provocación. ¿Y si en lugar de perder la maleta, la protagonista perdiera el brazo derecho, o la cabeza, o la timidez, o un beso en ese andén? ¿Y si cuentas el cuento desde el punto de vista de la manecilla pequeña del reloj de la estación, o de la rata entre railes, o comenzando por el final y acabando con el comienzo? O en verso, ¿y si encuentras otra explicación a la angustia de la maleta olvidada: va llena de ropa sucia y teme ser abierta por cualquiera, va cargada de billetes de 500 € robados, esconde el brazo perdido de la protagonista, o su cabeza, o su timidez, o un beso robado…?

6- Sombrero azul
Visualiza el cielo en visión panorámica. Este sombrero piensa en cómo piensas, controla todo el proceso; resume, concluye y decide. Incluso puede reclamar otros sombreros; es el organizador. Llevas demasiadas líneas en el planteamiento sin que ocurra nada. ¿Y si vuelves ahora el sombrero verde para conseguir a una idea nueva, o al de amarillo para encontrar un enfoque más positivo, o al rojo para mostrar sentimientos? ¿Y si vuelves al negro para ver si te ayuda a sintetizar

Usar los seis sombreros supone un desafío: el de buscar ese plural que habita dentro de nosotros y, por tanto, las distintas posiciones ante los personajes, los hechos narrados, la temática, el punto de vista o el estilo. Si ves que no te gusta ninguna frase de la que escribes y te bloqueas, te dirás: ¡basta ya de sombrero negro, ahora es el turno del sombrero amarillo, vamos a buscar beneficios a los obstáculos! Si te percibes demasiado implicado en la temática, emocionado en exceso por un texto autobiográfico, el sombrero azul pedirá al sombrero rojo que se retire y el sombrero negro que regrese y examine las posibles dificultades con su ojo crítico. Y, por encima de todo, al usar diferentes sombreros e ir alternándolos durante la escritura, se te van a ocurrir más ideas, tonos alternativos; incluso vas a ver modificada la opinión que tenías previamente sobre el asunto del relato, y a los personajes matizados, pues tu empatía con la historia también crecerá en esta multiplicación de pareceres y el texto ganará en complejidad e interés.

No existe una sola manera de repensar un texto, sino seis. Limitarse a una sola categoría de conducta del pensamiento durante el proceso de escritura supone escribir con solo una sexta parte de nuestro potencial creativo. Usar los seis sombreros para pensar, alternar conductas de pensamiento, te ayudará a sacar mayor partido a tus ideas.

1 comentario en “6 Sombreros para Escribir con 6 Cabezas

  1. Reblogueó esto en RELATOS Y COLUMNAS.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close