H.G.B.R. (Hombres Gays Blancos y Ricos) y Asociados

Plenamente consciente del debate abierto y en llamas que tenemos dentro del colectivo, con familias y asociaciones pidiendo a gritos legislar la regularización de la mano del político de turno oportunista, es importante dar el mensaje de que por ahí no pasarán.

Parece que como los machitos heteros monopolizan el sector de la prostitución, los gays necesitan abrir “nuevas” formas de explotación contra el cuerpo de la mujer. Partamos de la base de que consumir prostitución es pagar a alguien por violarle y da igual como leas esta frase porque va a seguir teniendo sentido.

“Es su trabajo”, “también las hay que disfrutan” o el “las hay que cobran por polvo lo que tú en dos meses” (esta es comparable a la alusión por denuncias falsas cuando hablamos de violencia machista). No percibir la violencia que es vender tu cuerpo por necesidad, es un claro síntoma de que el capitalismo hace bien su trabajo. Damos por hecho que es una elección personal y reivindicamos nuestro derecho a tener hijxs.

Pongámonos en la fantasía de que realmente es tu derecho como ser un humano el tener hijxs biológicxs… ¿acaso es más importante que el derecho de todas las mujeres a que no se mercantilice con sus cuerpos? De repente parece que todo H.G.B.R. tiene derecho a tener descendencia genética y nos da igual sumarnos al carro patriarcal que afirma sin ningún tipo de pudor que la mujer, por el hecho de ser mujer, puede sufrir cualquier tipo de violencia y que aquí no pase nada. Todo vale con tal de perpetuar el modelo de familia heterotradicional, aunque, literalmente, pagues por tu hijx. Es muy fácil cerrar los ojos y no querer ver que estás ejerciendo violencia y ayudando al capitalismo, a las grandes empresas o a las mafias, a mercantilizar, denigrar y humillar a las mujeres más desfavorecidas por el capricho de que tu hijx “se parezca a ti”.

Como en todo viaje, por si los gays fuéramos pocxs y poco influyentes, parece que una ola de asociaciones LGTBIQ+ ha tomado el timón rosa del barco. En vez de priorizar, por ejemplo, la creciente oleada de agresiones LGTBIQ+ fóbicas, centran todos sus esfuerzos en hacer su propio “pinkwashing” de esta práctica poco ética. Y digo práctica, porque me niego a llamarlo “gestación subrogada”, por mucho que asociaciones nos acusen de ejercer violencia hacia las familias y lxs niñxs por decir alquiler de vientres. El día que repartieron los valores humanos en clase de ética, debieron de hacer todxs pellas .

Supongo que a ellxs les parece más violento la forma en que te refieras a ellxs, que la compra de un ser humano en sí. Me planto. Mi violencia no va sobre esas familias o sus hijxs, va sobre las prácticas y el todo vale. No todo vale. Me dan pena lxs niñxs en casas de acogida que no son adoptados, pero soy incapaz de empatizar con 50 familias que fueron a Kiev (advertidxs de lo que les iba a pasar con esxs hijxs) y que ahora los medios pretenden vendernos como víctimas, cuando están ejerciendo una práctica ilegal en nuestro país. Pero son blancxs y ricxs delinquiendo, así que ellxs sí pueden hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close