Privilegios del Gay Heteronormativo

Consciente de que hay sitios donde es mejor no meterse, ciertos temas que es mejor no tocar, y no por los berenjenales, sino por toda la basura que te encuentras cuando hablas de ello, como marica me veo en la obligación de posicionarme, dentro de mi propio colectivo, en contra de mi supuesto derecho de alquilar una chica nueve meses, enterrando mis principios feministas y lapidándolos con mis privilegios de hombre gay cis (aquellos cuya identidad de género está alineada con la que se le asignó al nacer).

O como si fuésemos machirulos que buscan añadir nuevas formas de explotación del cuerpo femenino, legalizando una nueva forma de violencia hacia ellas. Ellas, las que nos acompañaron desde los 80 cuando éramos una lacra social, las que presionaron fuerte, muy fuerte, por la ley de matrimonio igualitario cuando no era su lucha personal. Y parece que, desde su aprobación, parte del movimiento se ha ido desmarcando del movimiento feminista, que vuelve a chocar contra el lobby de gays ricos y gays misóginos.

Cuesta pensar que el machismo esté normalizado en el mundo gay, pero la realidad es que muchos de estos hombres son machistas, plumófobos y no entienden ni comparten el movimiento feminista. Es fácil de entender si asumimos que la masculinización física del hombre gay es casi una aspiración o una norma no escrita dentro de la comunidad.

Si lo analizamos detenidamente, podemos entender que los hombres (gays o no) son educados de una forma y en unos valores por el hecho de ser hombres. Asumiendo nuestra heterosexualidad, a muy pocos nos educan como niños homosexuales y en cierto modo la sociedad nos dice que las mujeres son inferiores a nosotros, así que no es de extrañar que parte del colectivo asuma este privilegio en vez de cuestionárselo. Porque a pesar de la represión, vivimos una sexualidad mucho más abierta, por el simple hecho de vivir en un mundo de hombres.

Como sociedad nos pasa muy a menudo. Hay temas en los que tratamos de no tener una posición concreta o evitamos directamente; porque es incómodo muchas veces justificar ciertos razonamientos poco razonables, incrustados en una parte del cerebro un
tanto rancia, en vez de plantearte el porqué de esa lógica impuesta frente a temas como la prostitución, la eutanasia o el alquiler de úteros.

Porque estar a favor de que sea la mujer quien decida sobre su derecho a abortar, no quita negar su derecho a decidir ser ellas las que elijan o no dejar de ser dueñas de sus cuerpos, si son las que van a tener nuestros hijos. El dinero lo puede comprar todo, hasta la vida. Entonces, ¿cómo no van a ser vendibles y alquilables sus cuerpos, cuando el señor patriarcado nos enseña que está bien ejercer violencia sobre ellas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close