Gritos de Libertad

Dije adiós a todo lo que quedaba por dentro, a los sentimentalismos y las conexiones neuronales que hacían corto circuitos en el estómago. A las capturas de pantalla que consumían mis recursos naturales y mis capacidades corporales.

Fuimos responsables de las batallas, ignorando y desdibujando situaciones que no fuimos capaces de controlar. Con el cuerpo seco y los pies mojados, calando poco a poco unos huesos que todavía consigues hacer temblar. Como las derrotas que fueron encadenadas bajo un refugio en la oscuridad, con palabras rotas y besos cruzados, con los últimos intentos en una noche cualquiera de perdición. Que perdidos siempre fuimos un rato, y lo peor es que nunca quisimos encontrarle un remedio a estos daños que nos cambiaron enteros las ganas de dejar de ser.

Me armé hasta los dientes y salí corriendo a luchar contra los gigantes, esos que un día me dieron miedo. Ya no sé lo que es eso, me deshice de todo antes de marcharme y me quedé sin nada que perder. Con la voz rota, entre gritos de libertad y mis ansias ardiendo una noche más. Con las calles de la ciudad iluminadas por un fuego que no se apaga, justicia poética de las llamas que nunca supimos sofocar. Batallas campales que libramos, dejando los cadáveres emocionales a un paso que no se detiene por nada del mundo y que ya es demasiado tarde para intentar parar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close