Sin Miedo a los Nostálgicos

Entre Constitucionalistas, Nostálgicos o Partidarios por la Unidad de España… una se pierde entre toda esa jerga para intentar blanquear desde los medios, que una oleada de fascistas está saliendo a la calle, porque desde el sistema se la están haciendo creer suya. 

El estado Español no pasa por su mejor momento, son las cuartas elecciones a las que nos enfrentamos en menos de cuatro años. Después de meses de inactividad política, en donde el partido más votado se ha dedicado a preparar un discurso de campaña muy elaborado, en vez de negociar por la formación de gobierno. Una campaña política sin precedentes, empañada y marcada por las revueltas catalanas, que políticos sin escrúpulos aprovechan para mendigar un puñado de votos.

Porque es mejor calentar la campaña con Catalunya, que centrar la atención en los juzgados donde hoy Esperanza Aguirre ha hecho declaración por financiación ilegal de su partido, otra vez que los del PP tienen la suerte de poder desviar la atención… casualidades.Si miramos a la izquierda, vemos al pueblo catatán saliendo todos los días a protestar por una sentencia injusta, donde ha quedado constatada la estrecha relación del poder judicial con el poder político. Presumimos de democracia consolidada y yo que no dejo de preguntarme en qué mierda la habremos consolidado para que huela tan mal.

Por otro lado, si miramos a la derecha, en medio de todo este caos, la gente de las cavernas de la mano de cierto partido político de color verde que no quiero nombrar, salen a la calle y se sienten protegidos por los medios, la policía y el estado. Se sienten protegidos porque lo están, porque mientras nos ponen imágenes manipuladas, la policía crea disturbios quemando contenedores y atropellando manifestantes… mientras pasa todo esto, el estado calla. Animaliños, cómo no van a estar cabreados si les vamos a sacar al generalísimo del valle, habrá que dejarlos que griten y pataleen. 

Que no te engañen, porque esto no tiene que ver solo con Catalunya, la independencia o una condena injusta a un puñado de políticos por hacer política o poner urnas. Tiene que ver con la libertad de todxs, una libertad que creíamos haber conquistado después de la transición, pero que cada vez difiere más con los principios de dicha palabra.

Leer Artículo Completo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close