Paisajes Abandonados

Del engaño y las mentiras me quedó la desconfianza tatuada en mis manos, con un puñal con el que aniquilo las ilusiones ópticas una a una, cada vez que llaman a la puerta… como si no las conociera. Con esa forma de hacerme caer hacia el mismo lugar, donde las emociones se juntan y erupcionan como un volcán. Sin poder controlarlas, dejando el desastre a su paso.

Ahora me pregunto qué hago aquí, en medio de esta fiesta de flores muertas y promesas hechas que no me invitan a divertirme en este desastre natural. Que ya no guardo los besos ni las ganas de verte en bolsas de plástico que contaminan. Fue tan largo el duelo que ya no uso los botiquines de primeros auxilios para curarme tus mentiras. Ahora intento no cometer los mismos putos errores que me hicieron perder el norte, llegando hasta el borde del precipicio pero sin llegar a saltar.

He tachado tantas fechas en un calendario infinito, que dejé sin tinta mi colección de bolis que guardo en el cajón, ordenados por colores y lugares donde escribí por última vez palabras encadenadas a estas emociones marchitas.

No sé dónde estaré cuando todo acabe. He dejado de pensar en el mañana que nos espera después de la tormenta de verano, de comerme la cabeza cada vez que algo me jode los planes. Nunca aprendo que la vida es mejor improvisarla, que hoy estamos aquí y mañana cogiendo un avión que nos lleve a un destino desconocido, donde dibujar nuevos errores sin mirar atrás.

Universos nuevos donde ser una hoja movida por el viento, sin tener que rendirme ni dejarme vencer por los contratiempos que siempre llegan sin avisar. Notar cómo empiezan a desdoler los huesos, con el sol apretando fuerte por dentro y el cuerpo en un viaje a paisajes abandonados. Con el ruido de las olas rompiendo bien cerca, reescribiendo las canciones que nunca llegué a terminar.

Ha sido un largo camino hasta encontrar el alivio a las heridas que el alcohol no pudo curar, calculando las horas de un viaje por los infiernos a modo de castigo por no haber querido escapar a tiempo. Aquí todo vuelve a ser nuevo, lugares por descubrir y rincones sin nombre esperando contar otras historias, más divertidas. Esta vez sin frases hechas y sueños que no mienten, mirando directamente a los ojos del huracán.

Entrada Anterior

2 comentarios en “Paisajes Abandonados

  1. Enrique Rodriguez Franco agosto 20, 2019 — 6:14 pm

    Me encanta

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close